5 consejos para liberar espacio en casa sin volvernos locos

mantas bien dobladas

Acumular objetos que no necesitamos reduce el espacio vital, aumenta el estrés y acumula polvo, convirtiendo tu hogar en un lugar, a todas luces, menos saludable. Para evitar el estrés derivado de la acumulación de objetos en el hogar, los expertos proponen organizar el espacio conforme a nuestros usos, necesidades y gustos, pero evitando acumular objetos que no necesitamos.

El decluttering te permitirá vivir en un entorno mucho más creativo, en el que puedas concentrarte fácilmente, sin estresarte por estar rodead@ de decenas de objetos que solo sirven para desviar nuestra atención.

¿Por donde empezar el decluttering?

Lo más difícil de liberar espacio en casa es tomar la decisión. Pero, como no hay mejor época que la primavera para limpiar y ordenar la casa a fondo, en este post te damos 5 trucos de decluttering que te ayudaran a despedirte de todo lo que no necesitas en tu casa, a la vez que cuidas la salud y el medioambiente:

Estantes del hogar ordenados
Foto por freepik
  • Haz listas de las cosas que verdaderamente necesitas

Párate a pensar fríamente en todas aquellas cosas que necesitas para llevar a cabo tu día a día. ¿A que hay objetos de los que ni siquiera te has acordado? Pues es hora de decir adiós a todo eso que sobra.

Probablemente tendrás estas cosas olvidadas en algún armario o en cualquier rincón, cogiendo polvo y además perjudicando tu salud al ser el foco de miles de ácaros. Intenta vivir solo con lo que verdaderamente necesitas y para futuras ocasiones evita seguir comprando caprichos que días después acaban resultando inútiles.

  • Di no a las compras como actividad de ocio

Pese a que es bastante común aprovechar nuestro tiempo libre acudiendo a un centro comercial que nos incite a consumir masivamente, tenemos que evitarlo.

Acude a las tiendas únicamente cuando verdaderamente necesites una prenda de ropa. Intenta distinguir entre si necesitas una camiseta o un pantalón nuevos, o si solo quieres sentir la sensación “positiva” de estrenar algo.

  • Adiós a los “quizá”

Si tienes dudas sobre si algunos objetos son realmente necesarios o no en tu vida, prueba a dejarlos en una caja durante una semana. Este tiempo será suficiente para darte cuenta de si son imprescindibles para tu vida cotidiana o no.

Una vez hayan pasado estos 7 días de reflexión, si hay cosas que ya no te son útiles intenta pregunta a algún allegado si le pueden servir. Regalar estos objetos y darles una “segunda vida” puede ser la mejor opción.

  • Da una oportunidad a lo nuevo y despídete de lo viejo

Si quieres dar continuidad a tu vida minimalista, prueba a deshacerte de algo antiguo, viejo o que ya no uses cada vez que metas algo nuevo en casa. Así evitaras que se te acumule el trabajo cada vez que tengas que hacer una limpieza general para desprenderte de cientos de objetos que has amontonado casi sin darte cuenta.

  • Ten paciencia

La liberación de espacio en casa requiere de constancia y sobre todo de paciencia. Te va a resultar casi imposible deshacerte de todo lo que ya no usas en tan solo una tarde, así que échale ganas y no tengas prisa.

Dedícale al decluttering una o dos horas al día como mucho, y ponte a ello de nuevo cuando vuelvas a tener ganas y tiempo libre. Poco a poco notarás la diferencia y los beneficios, ¡no te estreses!

Menos, es más

Si has comenzado a poner en práctica estos consejos, a corto plazo empezarás a sentir una mayor armonía y paz cada vez que entres a tu casa. De hecho, nuestra casa es donde vamos a pasar la mayor parte de nuestro tiempo y para ello necesitamos estar a gusto, y en tiempos en los que el teletrabajo está a la orden del día, no te ayudará nada tener los rincones de tu hogar llenos de cosas que desvien tu atención y te estresen aún más durante tu jornada laboral.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *