¿Cómo tratar (en casa) las QUEMADURAS del SOL?

Creado por macrovector

Ni bien comienza la primavera nos cansamos de escuchar consejos para cuidarnos del sol: que no hay que salir sin protección solar, que en determinadas horas del día es mejor permanecer en la sombra… y a pesar de tantas advertencias nos encanta el sol, así que hay veces que, en un descuido, nos quemamos y la sensación de piel irritada es de lo más incómoda.

Mientras juramos no volver a salir sin crema solar, vamos a compartir contigo:

5 trucos para aliviar la piel quemada por el sol

Una compresa fría aleja el calor de la quemadura y ayuda a aliviar la dolorosa inflamación al reducir las células inflamadas.

Una compresa con leche también puede ayudar a calmar la piel inflamada, ya que la leche contiene vitaminas A y D, grasa, aminoácidos y ácido láctico, así como proteínas, suero y caseína. Las vitaminas promueven la curación, mientras que el ácido láctico induce a la piel a eliminar las células muertas, lo que significa que se requiere menos esfuerzo del sistema inmune para repararlas.

Algunos dermatólogos sugieren que las enzimas del yogurt también pueden ser útiles, mientras que otros apuestan por la leche entera o en crema, que consideran las mejores opciones porque la grasa que contienen puede atrapar el calor. Lo que debemos hacer es verter un poco de leche en un bol, echar un paño y refrigerar hasta que la leche se haya empapado suficientemente y esté frío. Presiona suavemente sobre la piel quemada por el sol, con cuidado de no frotar.

Foto por wayhomestudio

El agua con hielo también puede funcionar para una compresa fría, pero no es tan suave ni nutritiva para la piel como la leche. Si lo haces, no obstante, NO debes aplicar el hielo directamente sobre la piel, ya que una ducha o baño fría puede ayudarte a refrescarse, pero el hielo puede adherirse a tu dermis y causarte más daño.

El aloe vera tiene un efecto refrescante natural sobre las quemaduras solares. Proporciona un alivio relajante e instantáneo, ayudando en el proceso de recuperación.

El colágeno presente en esta planta en grandes cantidades acelera la regeneración de la dermis. Para usar este remedio, puedes comprar el gel o cortar una rama de la planta y aplicar la pulpa donde te hayas quemado por el sol.

Lo puedes aplicar directamente sobre la piel afectada para refrescarla y aliviar la comezón y el ardor.

En cuanto a las cremas calmantes, evita aplicarte productos terminados en “-caína”, como la benzocaína. Estas cremas pueden irritar la piel o causar una reacción alérgica. La benzocaína se ha relacionado con una enfermedad poco frecuente aunque potencialmente mortal que disminuye la cantidad de oxígeno que la sangre puede transportar (metahemoglobinemia).

Los medicamentos antiinflamatorios de venta libre, como el ibuprofeno, también reducen la hinchazón y la irritación de una quemadura solar y «pueden calmar la inflamación desde adentro hacia afuera»

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *