Saltar al contenido

Colágeno: Alimentos naturales que te ayudan a generarlo

brown and white dish on white ceramic plate

La clave para mantener una piel joven y sana, es brindarle todos los nutrientes que necesita, y uno de esos nutrientes esenciales es el colágeno.

Probablemente hayas oído hablar de los numerosos beneficios del colágeno, pero lo que quizá no sepas es que está presente de forma natural en muchos alimentos, tanto animales como vegetales, que posiblemente tengas en casa.

A continuación, te contamos cuales son los alimentos que tienen un alto contenido de colágeno y cómo puedes aumentar su consumo incluyendo estos alimentos en tu dieta diaria de forma natural y equilibrada.

¿Qué es el colágeno y por qué deberías consumirlo?


El colágeno es una proteína que desempeña un papel fundamental en el grado de firmeza y elasticidad de todo nuestro cuerpo. 

Actúa principalmente como un cimiento para la piel, los huesos, los músculos, los órganos, los tendones y los ligamentos, por lo que mantener unos niveles adecuados de colágeno puede evitar el envejecimiento prematuro de los tejidos.

Según los estudios, el colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo humano y conforma entre el 75 y 80% de la piel. Sin embargo, a medida que envejecemos, la producción de colágeno de nuestro cuerpo disminuye, haciendo que nuestra piel pierda elasticidad.

Cuando nuestro cuerpo tiene una cantidad alta y saludable de colágeno, nuestra piel se mantiene suave, elástica y firme. 

Por lo tanto, es imperativo que nos aseguremos de incluir suficiente colágeno natural en nuestra dieta a través de alimentos que contienen altas cantidades del mismo y otros alimentos que estimulan la producción natural de colágeno.

Así que vayamos al grano: ¿qué alimentos ricos en colágeno debemos consumir? Te lo contamos a continuación…

Alimentos ricos en colágeno:

El caldo de huesos ha sido redescubierto como un superalimento del que todo el mundo habla. La razón: está repleto de vitaminas, minerales y, por supuesto, de colágeno.

Muchos alimentos contienen nutrientes que ayudan a tu cuerpo a producir colágeno. Sin embargo, el caldo de huesos es una de las pocas fuentes de colágeno en su forma pura.

El caldo de huesos se prepara hirviendo huesos de origen animal: manitas de cerdo, huesos de vaca, carcasa y patas de pollo, espinas y cabeza de pescado.

Cuando el tejido conectivo de los huesos se cocina, libera colágeno y aminoácidos. Estos nutrientes ayudan a fortalecer la piel y el sistema digestivo, a combatir la inflamación y a aliviar el dolor de las articulaciones.

El caldo de huesos es una forma fácil y deliciosa de añadir más colágeno a tu dieta. Puedes preparar este saludable elixir tú mismo o comprarlo ya hecho en el supermercado.

La gelatina es una gran fuente de colágeno, casi el 90% de su composición proviene de esta proteína. Pero, la mayoria de gelatinas comerciales suelen contener grandes cantidades de azúcar que son contraproducentes para nuestra salud.

Para obtener sus beneficios naturales es mejor que elijas siempre gelatina neutra (sin sabor) y añadas tus frutas favoritas para darle el sabor deseado.

Gelatina con frutas
Foto de Wu Fu Quan en Unsplash

Además, la gelatina se recomienda a menudo para las personas que sufren de artrosis y osteoporosis debido a su composición de glicina y prolina que permiten mejorar tejidos del organismo como cartílagos, tendones y ligamentos.

Los huevos tienen una doble función que los que los hace estar entre las primeras posiciones por su variado aporte nutricional. Por un lado, tanto su membrana interna y externa como la yema contienen colágeno. Por otro lado, aportan nutrientes esenciales como la vitamina E, el complejo vitamínico B, los aminoácidos y el azufre, que contribuyen a la formación de colágeno. 

La cantidad mínima recomendada para beneficiarse de todos estos nutrientes como parte de una dieta completa y equilibrada es de dos huevos a la semana.

Los amantes de la carne están de suerte porque la carne es una de las fuentes naturales de colágeno más importantes entre las proteínas animales.

Al comer carne, nos aseguramos de tomar suficientes aminoácidos para mantener en buen estado el tejido conectivo. Cuando nuestro cuerpo produce colágeno, este necesita combinarse con los aminoácidos y otros nutrientes que se encuentran en alimentos ricos en proteínas como la carne.

Así pues, si te gusta comer carne, asegúrate de incluir en tu dieta carne magra -pollo, pavo, conejo- dos veces por semana y reducir la carne roja -carne de vaca, cerdo, cordero- a una vez por semana.loteria

Al igual que la carne, el pescado puede proporcionar muchos de los nutrientes que tu cuerpo necesita para la producción de colágeno.

Los estudios han demostrado que el colágeno que se encuentra en el pescado es más fácilmente absorbido por el cuerpo que en cualquier otra forma. En particular, el colágeno de la piel y las escamas del pescado es rico en aminoácidos formadores de colágeno.

Así que asegúrate de preparar un plato de pescado -sardinas, caballa, salmón- al menos dos veces a la semana, para disfrutar de una piel y unos huesos saludables.

No sólo los alimentos de origen animal son ricos en colágeno, sino que también las frutas y verduras estimulan de manera natural la producción de esta proteína.

Como si necesitáramos otra razón para amar las naranjas, los pomelos, las limas y los limones, los cítricos son ricos en vitamina C, que ayuda a fijar los aminoácidos durante la producción de colágeno y tambien actúan como antioxidantes naturales.

Estas frutas son ideales para un tentempié rápido durante el día. También puede añadirlas al agua para obtener un sabor cítrico refrescante.

¿Sabías que el color importa a la hora de elegir las frutas y verduras que comes?

Las frutas y verduras rojas contienen licopeno, un antioxidante natural que ayuda a combatir los radicales libres, responsables del envejecimiento cutáneo, y a proteger las moléculas de colágeno.

Los tomates son una excelente fuente de licopeno, una sustancia que contribuye a la formación de colágeno; también se encuentra en los pimientos, la sandía, las frambuesas y papayas.

tomate alimentos colageno unsplash Alimentos
Foto de Avin CP en Unsplash

Los tomates secos son la mejor opción de todas. Contienen 45,9 miligramos de licopeno, en contraste con los tomates normales, que contienen 3,0 miligramos.

La vitamina C es otro nutriente importante para la síntesis de colágeno.

Las fresas, moras y zarzamoras son una gran fuente de vitamina C, que ayuda a aumentar los niveles de colágeno. Las investigaciones han demostrado que el ácido elágico que se encuentra en los frutos rojos combate los radicales libres que causan la descomposición del colágeno.

Además, los frutos rojos son muy versatiles. Puedes comerlos solos, mezclarlos en batidos o añadirlos a tu ensalada.

Suplementos de colágeno

Aunque no existen estudios exhaustivos sobre la eficacia de los suplementos de colágeno, la opinión general es que, si se lleva una dieta equilibrada, no es necesario incluir suplementos de colágeno en la dieta.

Sin embargo, si por alguna razón no puedes obtener suficiente colágeno con tu dieta, o no estás seguro de que la ingesta de colágeno sea suficiente, hay diversos suplementos que pueden ayudarte.

El polvo y cápsulas de colágeno hidrolizado te brindan colágeno en un formato cómodo, sin azúcar y con muchas menos calorías para que tu cuerpo pueda absorberlo fácilmente.

Los suplementos de colágeno son cómodos y fáciles de mezclar en batidos, licuados y prácticamente cualquier receta.

Eres lo que comes

Lo que comemos puede tener un gran impacto en nuestra piel. El colágeno es uno de los muchos nutrientes que necesitamos para mantener una dieta saludable. 

Ahora que sabes cuales son los alimentos que contienen colágeno, ¿cómo los incluyes en tu dieta? 

Nos encantaría que nos lo cuentes en los comentarios.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.