10 tips de maquillaje profesional que siempre funcionan

Aunque probablemente ya tengas tus truquillos beauty con los que te arreglas estupendamente, para que el maquillaje destaque y sume un plus al look, no hace falta comprar mil y un productos ni pensar en técnicas solo aptas para expertas. Hay algunos tips y consejos profesionales muy sencillos que ayudan a realzarlo y a aprovechar sus beneficios. Te damos los diez principales.

Muestra tu mejor cara con estos consejos y trucos de maquillaje que nunca fallan

Más allá de las nuevas marcas, fórmulas y tecnología, cuenta con estos secretos para tu rutina de maquillaje. 

1. Comienza bien

Para que el maquillaje sea exitoso, debes aplicarlo inmediatamente después de lavar, exfoliar e hidratar tu cara. La combinación de agua tibia, un masaje facial y tu elección de crema hidratante, aceite o suero trabajan para rellenar las líneas de expresión, eliminando la piel muerta e hidratando la piel seca. Esto significa que no debe haber una pausa entre la limpieza, la hidratación y la aplicación del maquillaje. Para ser más clara: no puedes lavarte la cara, comer, revisar tus mensajes, comprar en línea o hablar por teléfono, y luego continuar donde te quedaste.


2. Maquíllate los ojos antes de maquillarte la cara

Es el orden inteligente y libre de desorden de maquillarse. No tendrás que preocuparte de que te caiga sombra suelta en las mejillas o que el delineador del parpado inferior te ensucie la base, el rubor o el corrector y tengas que comenzar de nuevo. Preparar los párpados con una «primer» (prebase) o una sombra en crema, esto ayuda a mantener el maquillaje de ojos fresco y garantiza una aplicación más suave y uniforme.


3. El delineador de ojos en gel negro o marrón resalta la mirada

Los delineadores en gel tienen más pigmentación que los lápices de ojos típicos, hacen menos lío que los delineadores con pincel y son más favorecedores que los delineadores líquidos o marcadores, además son a prueba de agua y ayudan a crear una mirada más firme y definida. Apoya tu codo en una mesa para que tu mano se mantenga firme. Mira en el espejo, levanta la barbilla y traza una línea a lo largo de la base del párpado superior haciendo movimientos sutiles hacia adelante y hacia atrás. Comienza en el borde externo del párpado y llévala poco a poco hacia el conducto lagrimal, disminuyendo el grosor a tres cuartas partes hacia adentro. Traza la línea lo más cerca posible de las raíces de las pestañas para rellenar los huecos. La pigmentación densa (no el grosor de la línea) es lo que crea un borde fuerte. Destaca la forma de tus ojos haciendo un delineado invisible en la línea de agua de las pestañas superiores. Presiona suavemente el hueso de la ceja para exponer la parte inferior del borde y la línea. Utiliza un toque suave al delinear debajo de los ojos, o para más drama (especialmente en los ojos hundidos o con los párpados caídos), puedes delinear la línea de agua en la parte inferior del párpado.


4. Compra un buen rizador de pestañas, pero no gastes mucho en rímel negro

Un rizador de pestañas de calidad, como los de Shiseido o Bobbi Brown, no pellizca, riza, no parte las pestañas delgadas y secas, y puede durar años. Todo está en la forma, el mecanismo y la almohadilla. Coloca el rizador abierto cerca de la base de las pestañas, ciérralo lentamente y mantenlo presionado durante 30 segundos. Utiliza un rímel negro sencillo y de bajo costo, de los que puedes comprar en la farmacia, como lo hacen los profesionales. No hay necesidad de gastar de más, ya que lo descartas y compras uno nuevo cada tres meses. Lentamente, haz rodar el aplicador de rímel desde las raíces de las pestañas hasta las puntas con un movimiento en zigzag para que la mayor concentración de producto se quede en la base, donde se espesan las pestañas.


5. Usa sombras de colores neutros para acentuar los ojos

Los tonos neutros, cálidos para ojos oscuros y fríos para ojos claros, nunca fallan. No es necesario hacer todo el contorno. Pero ten en cuenta que una sombra pálida y con brillo en los párpados puede iluminar los ojos cansados; un tono medio en el pliegue, y justo encima, puede disimular cualquier exceso de piel y hacer que los ojos parezcan más grandes; y los tonos más oscuros de marrón y los colores carbonizados funcionan como una primera capa para el delineador en gel, suavizando el resultado y disimulando las arrugas que se hacen alrededor de los ojos.


6. Haz tus cejas

Haz el esfuerzo de rellenarlas, alargarlas y depilarlas (incluso si usas flequillo o gafas) porque las cejas son clave para la expresión facial. Mantenlas naturales. Utiliza un lápiz de cejas y haz movimientos cortos y suaves siguiendo la dirección en la que crece el vello. Luego, si es necesario, rellena las áreas vacías con polvo, que se va a adherir a la base del lápiz.  Utiliza un cepillo de espiral o una brocha vieja de rímel limpia para difuminar.


7. Busca brillo y resplandor, no cobertura

El maquillaje restaura el resplandor de la piel y da un acabado de aspecto saludable. Lo primero es que debes usar un tono más cálido o más dorado en lugar de uno que sea el mismo tono de tu piel, para así combatir la piel pálida y reseca, y para neutralizar el enrojecimiento o la rosácea. Segundo, elige una base con la palabra «luminoso» en el nombre del producto para garantizar que tiene la tecnología de luz reflectora, eso le dará un brillante resplandor a tu cutis. Por último, elige una base que no sea pesada y con mucha pigmentación y humectante, y nunca más pienses en no usar maquillaje. La buena apariencia de la piel es tu mayor atractivo de belleza. ¿Y todos esos productos faciales mate, en polvo, de alta definición, con cobertura total o de larga duración? Olvídalos para siempre.


8. Utiliza brochas de maquillaje

La piel madura tiene mayor textura causada por las líneas de expresión, arrugas en los ojos y pequeñas manchas marrones, rojas o azules, y todo eso está bien. Incluso las celebridades las tienen, ¿para qué crees que se usa Photoshop? Una cobertura completa no engaña a nadie; en la vida real, hace ver la piel pesada y falsa. Las brochas de seda sintética hacen que el maquillaje se vea auténtico en la piel.

Brocha de maquillaje para esculpir y contorneado facial
Brocha de maquillaje corta
REAL TECHNIQUES Kit Completo De Brochas
REAL TECHNIQUES
Kit Completo De Brochas
Brocha de rostro profesional
Brocha de maquillaje

Una brocha para base evitará que el maquillaje se quede entre las grietas y esquinas. Empieza desde el centro de tu cara y hacia afuera, difuminando la base y llevándola hasta la mandíbula y la línea del cabello para una aplicación perfecta. Haz movimientos hacia adelante y hacia atrás combinados con movimientos circulares, retoca el área de las fosas nasales, debajo de la nariz, alrededor de los labios y en las arrugas que van de la nariz a la boca, donde el exceso de maquillaje tiende a asentarse. Utiliza una brocha más pequeña, como las que utilizas para el corrector, para difuminar en el área oscura debajo de los ojos, a los lados de la nariz y en cualquier mancha marrón, capilares rotos o imperfecciones que te molesten.


9. Difumina rubor en crema en la parte superior de los pómulos

Eso da vida y energía a tu rostro, crea un aspecto natural, y atrae la atención a tus ojos, lejos de las distracciones que podrían trastocar tu aspecto fabuloso. Elige una tonalidad vibrante de rosa, albaricoque o rojo, dependiendo del tono de tu piel. Lo que en un principio parece demasiado, se difumina perfectamente en la piel. Deja el rubor en polvo.


10. Combina tu delineador y lápiz labial

Combina el delineador labial con el tono natural de tus labios. Traza la línea natural de tus labios corrigiendo la decoloración, la asimetría o el grosor de tu labio superior y redondeando ligeramente el arco sin necesidad de dibujar dos picos nuevos. Luego, pinta toda la boca con el delineador y úsalo como base para evitar que la línea alrededor de la boca y el lápiz labial se marquen. Si maquillarte los labios no se te da muy bien, lee nuestro post sobre los errores más comunes en el maquillaje los labios y como evitarlos, claro.

En cuanto a texturas y colores lo mejor es elegir un lápiz labial cremoso, no con brillo. Si prefieres los colores piel, evita los tonos pálidos y usa tonalidades que igualen el color de tus labios y delineador. Atrévete a probar tonalidades nuevas, como un rosa durazno, un rosado o hasta rojo para resaltar tus dientes blanqueados y sonrisa deslumbrante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *