Photo by Caroline Hernandez on Unsplash

Guía paso a paso para realizar un automasaje Kobido

El masaje facial de Kobido o «lifting facial japonés», es famoso en el país nipón por su efecto de estiramiento facial. Un básico de las japonesas para mantener su juventud (y su eterna piel de porcelana) gracias a cómo esta técnica de masaje activa la circulación, relaja las facciones, tonifica la musculatura de la cara, ilumina el rostro y oxigena la piel.

Aquí te traemos los pasos que debes seguir para comenzar a practicar el automasaje Kobido hoy mismo en casa, y asi reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo y conseguir una piel mucho más tersa y luminosa.

Que se necesita:

Sólo hacen falta algunas gotas de aceite o crema de masaje facial. Si es con aromaterapia mejor, asi nos ayudara a calmar los sentidos al mismo tiempo que relajamos la piel. Por lo que, antes de realizar los movimientos, deberíamos cubrir el área de la cara con la crema o calentar el aceite facial en la palma de la mano.

Pasos para el automasaje kobido:

  • Desde la base de cuello hacemos movimientos ascendentes con los dorsos de las manos evitando la glándula tiroides. Repetir 5 veces.
  • Realizamos una fricción desde delante de la oreja hasta la base del cuello pasando a la parte superior del pecho. Repetir 5 veces.
  • Situamos las puntas de tres dedos de ambas manos sobre la frente para hacer un movimiento de arrastre hasta la sien y de ahí bajamos hasta la región de la clavícula. Repetimos 5 veces.
  • Desliza los dedos índice y corazón firmemente desde el mentón hasta la mandíbula. Repetir 5 veces.
  • Con las yemas de los dedos índice y corazón masajea desde el centro de los labios hacia fuera. Repetir 5 veces.
  • Ahora comenzamos en las comisuras de los labios y tiramos de la cara hacia los ojos como si de una máscara se tratara. Mantendremos allí la presión durante tres segundos.
  • Pasamos a la nariz. Con dos dedos firmes en los alrededores de la aleta de la nariz haremos movimientos en forma de medias lunas para tirar de la nariz hacia los lados. Repetimos 5 veces, para después hacer una fricción en los laterales de la nariz varias veces de arriba hacia abajo.
  • Con dos dedos de cada mano sujetamos firmemente el área de la base del pómulo junto a la nariz ejerciendo presión unos segundos y de ahí arrastramos, rodeando los ojos, hacia las sienes. Repetimos 5 veces.
  • Sigue suavemente el surco nasogeniano con el dedo corazón desde las comisuras de los labios hasta el párpado y haz una suave presión. Repetir 5 veces.
  • Con el dedo corazón sigue el contorno del ojo haciendo una ligera presión al subir y baja de forma suave. Hazlo 5 veces.
  • Ahora masajeamos los ojos por debajo, dibujando el contorno del ojo en forma de círculo hasta las sienes. De ahí bajamos con una fricción por el cuello hasta la clavícula. Repetimos 5 veces. (Se supone que es un ejercicio contra las arrugas y las bolsas de debajo de los ojos.)
  • Utiliza los dedos índice para alisar las patas de gallo. Hazlo 5 veces en cada lado.
  • Haz un movimiento de zigzag en la zona del entrecejo. Hazlo las veces que quieras.
  • Junta los dedos y alisa la frente de abajo hacia arriba y hacia fuera. Hazlo 5 veces.
  • Ahora situamos los talones de las manos sobre los pómulos para arrastrar la cara hacia las orejas y después bajar a las clavículas. Lo haremos 3 veces teniendo cuidado en no presionar de un modo molesto.
  • Ahora repetimos la misma maniobra con los talones de la mano situados debajo de las comisuras de la boca, en el área de la barbilla. Repetimos 3 veces.
  • Con las manos abiertas abarcando todo el rostro, utiliza las yemas de los dedos para «abrir» tu rostro de abajo a arriba y de dentro hacia fuera.
  • Para terminar, ahueca las manos y colócalas sobre los ojos. Respira de forma profunda y consciente por la nariz para oxigenar tu piel.
Photo by Park Street on Unsplash

Estos movimientos se pueden realizar aumentando la presión dependiendo de la grasa facial que tenga cada persona. En cutis finos no tiene sentido ejercer mucha presión. Se debe jugar con el punto exacto de presión para que sea efectiva movilizando la grasa, pero sin resultar excesivamente molesta. El masaje kobido siempre debe ser agradable.

Las claves del masaje kobido estan en lubricar bien la piel para que los dedos se deslicen fácilmente por el rostro, seguir una serie de movimientos de fricción y arrastre para movilizar la grasa y trabajar siempre en el sentido de la circulación linfática a modo de drenaje. Esta es la razón de que muchos de los movimientos terminen volviendo en el mismo sentido hacia las clavículas

El masaje facial japones se puede aplicar 4 o 5 dias a la semana por la mañana o por la noche, con el rostro limpio y es bueno tanto para hombres como para mujeres, aunque si el hombre tiene bello facial es un poco más complicado.

Este masaje proporciona un efecto lifting inmediato y ayuda a redefinir el contorno, atenuar las arrugas, elevar los pómulos, reducir la flacidez, estimular la producción natural de colágeno y elastina y aportar luminosidad al rostro.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *